Acuerdo entre las 2 partes para la refinanciación de un préstamo

Consejos para refinanciar un préstamo

Anónimo / hace 10 días / 0 comentarios

Una de las mejores noticias que te pueden dar es que te han concedido por fin ese préstamo que habías solicitado. Supondrá un desahogo importante y, sobre todo, poder pagar esas facturas, deudas o gastos imprevistos sin que tu economía familiar se vea demasiado afectada. Sin embargo, a veces ocurre que no es posible cumplir con los plazos de devolución fijados. En este caso, tienes la opción de refinanciar tu préstamo. Vamos a ver en qué consiste esta operación.

¿Qué significa refinanciar un préstamo?

"La refinanciación de un préstamo es la modificación y revisión del mismo para acogerse a mejores condiciones".

Se trata de una modalidad a la que los usuarios pueden recurrir en el caso de que necesiten retrasar, por cualquier motivo, el pago de su préstamo. Es más, la opción de refinanciar un préstamo personal es cada vez más frecuente, ya que permite beneficiarse de cuotas mensuales de devolución menores al ampliar el tiempo de pago.

Eso sí, hay que conocer bien los puntos positivos y negativos de esta fórmula. Acogerse al refinanciamiento de un préstamo implica que pagarás cuotas más bajas, pero también por más tiempo. Optar por una mensualidad más baja supondrá, asimismo, la generación de más intereses y, por ende, pagar más a la larga.

No es extraño que cada vez más personas se apunten a esta opción para pagar mensualidades más reducidas, pese a que la devolución total podría verse incrementada por las comisiones. Ya que entran en juego las circunstancias de cada uno, por supuesto hay a quienes les compensa.

¿Qué tipo de préstamos deberías refinanciar?

En este punto, cabe señalar qué tipo de préstamos para refinanciar deudas son los más convenientes. Eso sí, recuerda que también dependerá de la situación personal de cada individuo. Una de las modalidades más económicas y habituales para refinanciar un préstamo es usar un préstamo a largo plazo con un inmueble que actúe de garantía, es decir, los préstamos hipotecarios.

Y es que refinanciar un préstamo hipotecario es una posibilidad que puede considerarse seriamente para disfrutar de unas cuotas mensuales menos severas, aunque también más prolongadas en el tiempo. Por supuesto, esto también puede hacerse a la inversa, es decir, refinanciar la hipoteca para terminar de pagarla mucho antes de lo establecido previamente. No en vano, nadie quiere jubilarse arrastrando una hipoteca. Por ello, hay quienes optan por refinanciarla para poder ser pensionista sin esta carga. Eso sí, antes de decantarte por este método, es conveniente asegurarse de que, por liberarte en el futuro, no vas a complicarte demasiado el presente.

Pero no solo el préstamo hipotecario es susceptible de ser refinanciado, ya que también es posible optar por el refinanciamiento de préstamos personales a largo plazo y de un monto no muy alto. En este caso, podría significar un considerable ahorro de dinero y evitar el pago de comisiones e intereses indeseables.

¿Cuándo refinanciar préstamos?

Si te estás planteando recurrir a la refinanciación de tus préstamos, aquí te mostramos algunos supuestos para hacerlo. Es una buena idea si:

  • Quieres reducir tu préstamo hipotecario porque los tipos de interés han bajado.
  • Quieres reunificar tus deudas y agregar otros créditos más pequeños al de la hipoteca.
  • Deseas minimizar los riesgos de un préstamo a interés variable y ligarlo a un interés fijo.
  • Quieres consolidar tus deudas.
  • No puedes afrontar las altas cuotas mensuales y necesitas reducirlas para no pasar apuros económicos.
  • El valor de las cuotas de tu préstamo es superior al 40% de tus ingresos mensuales.

En el caso de que cumplas alguno de estos requisitos, es más que probable que la refinanciación del préstamo sea una opción que debas considerar.

¿Cuándo no refinanciar préstamos?

Por otro lado, es necesario recordar que revisar los acuerdos de tu préstamo con tu entidad para obtener una refinanciación del mismo no siempre es la mejor opción. Hay casos en los que no conviene, pues no olvides que refinanciar un préstamo conlleva ciertos gastos, aunque esté orientado a la mejora de las condiciones de tu crédito.

En este sentido, vamos a ver cuándo no es recomendable acogerse a esta modalidad:

  • Cuando no sea estrictamente necesario. Pregúntate qué quieres conseguir con la refinanciación de tu crédito y si tienes en realidad un motivo de peso para hacerlo.
  • Cuando tu objetivo es reducir el pago mensual simplemente para disponer de más dinero cada mes. Si es tu caso, no es aconsejable que lo hagas, pues deberías tener una visión a largo plazo.
  • Cuando las condiciones de la refinanciación son prácticamente las mismas o, incluso, entrañan más desventajas que beneficios. Si no es una necesidad imperiosa, la refinanciación no es para ti.

Si te estás preguntando qué gasto puede tener refinanciar un préstamo, dependerá de la entidad, si bien podemos decir que, en general, los costes asociados son: la compensación por cancelación anticipada, las comisiones de estudio y apertura del nuevo crédito, los gastos de vinculación, el pago al notario, etc. Por ello, es vital que sopeses si te compensa efectuar la nueva operación.

¿Qué más opciones tienes aparte de la refinanciación de préstamos?

La refinanciación de préstamos es una alternativa que siempre está ahí para aligerar la carga de las cuotas. Se trata de un método, por tanto, que permite afrontar mejor el pago de estas por ser de menor cuantía. Pero no es la única forma de sobrellevar la devolución de tu crédito, ya que tienes otras opciones a tu disposición muy interesantes como es el caso de los préstamos y créditos a plazos de Credy24.

Su principal ventaja es que son rápidos, tanto en su solicitud como en su concesión. Puedes pedirlos cualquier día de la semana a cualquier hora y recibir el dinero en solo unos minutos. Pero eso no es todo porque no tendrás que realizar engorrosos trámites para pedir tu crédito rápido y todo se realiza con la máxima transparencia. Tú eliges cuánto dinero quieres y cuándo deseas devolverlo.

Todo son facilidades, así que siempre está bien contar con una alternativa tan flexible y eficaz.

Si te han gustado estos consejos sobre qué es refinanciar un préstamo, sigue el blog de Credy24.es y enterate de la actualidad financiaera.

Opiniones

No se han encontrado comentarios.