Tarjeta de crédito o débito

Tarjeta de crédito o débito ¿Cuál elegir?

Anónimo / hace un año / 14 comentarios

A la hora de abrir una cuenta corriente nos solemos realizar siempre una pregunta similar: ¿Qué tarjeta de crédito utilizar? ¿Tarjeta de crédito o débito? El cliente cuenta con estas opciones a la hora de abrir su cuenta en el banco y en los últimos años las particularidades y diferencias entre ambas se han acrecentado. Todo dependerá del uso que se le dé a la tarjeta y de tus posibilidades económicas (comisiones, intereses). Si estás dudando qué tarjeta elegir para tu cuenta, crédito o débito, debes leer estas líneas del blog de Credy24.es.

Tarjeta de crédito o débito: ¿para qué y cómo se utiliza cada una?

Las tarjetas de débito son un medio de pago. Dispones de tu dinero en la cuenta bancaria y gracias a estas tarjetas de débito puedes realizar compras siempre que tengas dinero disponible. También pueden ser utilizadas como un medio de control para lo que se gasta o como una herramienta de ahorro si se utiliza esa cuenta única y exclusivamente para guardar cantidades de dinero. Es decir, la hucha tradicional llevada a una cuenta bancaria.

Por su parte, las tarjetas de crédito también constituyen un medio para pagar, pero también son una forma de financiación. Esa es la principal diferencia y lo que las hace atractivas, ya que en el momento que surja cualquier imprevisto económico se puede recurrir a ellas para afrontarlo, incluso si no se tiene dinero en la cuenta. 

El banco te presta esa cantidad al disponer de una tarjeta de crédito y la tendrás que devolver en el futuro con los correspondientes cargos e intereses. Permiten, también, financiar compras sin que estemos obligados a desembolsar al instante la cantidad total que cuesta un producto. Con una tarjeta de crédito, te financian la compra que hagas para que la puedas pagar en cómodos plazos. Entonces, ¿tarjeta de crédito o débito? ¿Cuáles son sus principales diferencias y cuáles sus ventajas en cada caso?

Tarjeta de crédito o débito: principales diferencias

¿Cómo se utiliza cada una? Esta es la gran diferencia. Las tarjetas de débito son ideales como una herramienta de control del gasto, sabiendo que tienes un límite diario que no puedes rebasar, además del propio límite que suponen tus fondos. Nunca podrás endeudarte y seguramente gastarás menos con una tarjeta de débito. La tarjeta de crédito es mejor para personas que de por sí sepan controlar de forma efectiva sus gastos, que no tengan problemas económicos excesivos y que quieran disponer de una herramienta de financiación.

El perfil financiero del solicitante. Esto es algo que no se suele comentar pero es muy importante. ¿Qué perfil financiero tienes? Esto será clave para saber qué tarjeta debes escoger. Piensa en todo: si se te suele ir la mano con los gastos, si sueles tener problemas a final de mes, si realmente necesitas una tarjeta para financiar compras… Por ejemplo, una persona con un alto nivel de endeudamiento y que tiende a gastar mucho, debe evitar contar con una tarjeta de crédito.

Medidas de protección. Aquí son las tarjetas de crédito las que se llevan la palma. Y es que una de las grandes ventajas de las tarjetas de crédito reside en la protección contra el fraude. Estas tarjetas, una vez que la persona que la usa notifica un el fraude en la propia tarjeta, deja de ser el responsable de los importes defraudados. Otra ventaja es, por ejemplo, que si realiza una compra de un producto en mal estado o defectuoso, también estará protegida esa persona por el seguro que incorporan las tarjetas de crédito.

Tarjeta de crédito o débito: ¿cuál debo elegir en mi caso?

Si eres una persona con una economía ajustada, que sufre para llegar a final de mes y que suele descontrolar sus gastos o gastar en cosas prescindibles, sin lugar a dudas deberías descartar la opción de tener una tarjeta de crédito. 

Y te estarás preguntando: ¿qué hago entonces cuando me surja un imprevisto y no tenga la liquidez necesaria para afrontarlo? Para eso están los préstamos personales que ofrecen las distintas entidades financieras no bancarias a través de Internet.

¿Necesitas un préstamo personal en línea urgentemente?

Si sueles tener pequeñas necesidades de financiación y necesitas un préstamo personal, tienes que probar nuestra herramienta. En Credy24 ahorras tiempo y dinero. ¿Tiempo? Sí, ya que las mejores entidades financieras y los mejores micropréstamos, reunidos en un mismo portal web. ¿Y dinero, por qué? Porque gracias a nuestro comparador en línea de préstamos personales podrás escoger en cuestión de minutos el préstamo que más te interese, el que más se adecue a tus necesidades y, por supuesto, el más barato. 

Además, podrás iniciar los trámites para tu préstamo personal sin salir de Credy24.es, ya que contamos con enlaces directos a cada prestamista online. ¿Aún no has probado nuestro comparador de prestamistas online? ¡Pruébalo y toma la mejor decisión a la hora de financiarte en Internet! 

Opiniones

No se han encontrado comentarios.